home
bibliografía · sinopsis   
temas bibliografía agenda archivo antología calendario enlaces perfil

Roberto Follari
Epistemología y sociedad. Acerca del debate contemporáneo

Santa Fé 2000


Rosario: Homo Sapiens,
2000.
124 páginas
ISBN 950-808-286-0


Homo Sapiens Ediciones
Sarmiento 646
2000 Rosario, Santa Fé
ARGENTINA
emailh_sapiens@elsitio.net
»Vale la pena pensar sobre las consecuencias sociales y humanas del debate sobre el papel de la teoría, de la epistemología y sobre la legitimación de la ciencia en la llamada sociedad del conocimiento. A ello invita el libro.«

  Llama la atención el discurso polémico y provocativo empleado, tanto en la forma textual, como en su juego discursivo. Al abordar los problemas del conocimiento de lo social, el sociólogo argentino Roberto Follari no queda atrapado en un logos a-historizado y des-ideologizado. La estrategia de discusión de Follari marca su identidad y posicionamiento de pensador y educador latinoamericano, ante una posición teórica, o en relación a algunas tendencias ideológico políticas que repercuten en la comprensión y en la actuación de los agentes sociales en relación al problema de la ciencia social.
  Follari no niega debates de frontera de la teoría, de la ciencia y de la reflexión epistemológica. Por ejemplo, el de la posmodernidad, el cual algunos teóricos en nuestra región se niegan a debatir por considerarlo a nuestra realidad, o porque es un tema propio de una sociedad desesperanzada y nihilista. Follari se pone a la altura de estas discusiones, pero sin diluirse en ellas, sin mimetizarse o subordinarse a las miradas y proposiciones de estas corrientes. Su posicionamiento geo-político-gnoseológico abre un interés diferencial y particular latinoamericano del conocimiento, recupera la importancia de la observación desde donde se posiciona el observador para conocer su realidad.
  La obra recupera el pensar posmoderno al aceptar una "racionalidad" distinta, liberadora de amarres del pensamiento esencializado, absoluto, fundamentalista de la ciencia moderna occidental, cuyas consecuencias son la neutralidad ideológica del conocimiento y el inmovilismo de la imaginación político cultural. Follari recupera teorías tradicionales o clásicas del pensamiento moderno y teje nuevas lógicas de inteligibilidad de la teoría social postestructuralista y/o postmoderna, pocos autores de esta región la trabajan, de ahí la importancia del libro.
  El autor teje tópicos importantes: Una epistemología para oponerse a problemas del "empirismo" y del "tecnocratismo" que permanecen sedimentados en la discusión epistemológica contemporánea. Follari reconoce la imposibilidad de criterios apriorísticos universales de constitución y evaluación de las teorías científicas. El problema del conocimiento y debate científico es siempre la sociedad y la cultura, no como aspectos de un pasado muerto, sino como el contexto vivo desde donde se analiza y critica el problema del conocimiento de lo social, así por ejemplo aborda la cultura massmediática y postmodernizada.
  Un tratamiento cuidadoso del carácter social del conocimiento de las ciencias sociales, constante preocupación en su obra, no se pierde la idea del conocimiento como práctica social y reconoce la dominación y la expectativa de la emancipación. Estas convicciones alejan a Follari del relativismo y de lo que él llama un "alivianamiento" cultural despolitizado. La dialéctica aparece como problema y se recupera la idea habermasiana del nexo entre conocimiento e interés, al hacerlo reconoce el autor la relación entre poder y conocimiento sin dejar de lado las implicaciones del carácter técnico y el interés instrumental de la ciencia hoy. Follari puede citar fragmentos de la obra de un Habermas, pero también de un Lyotard, autores que si bien entre ellos polemizan, Follari los recupera en su potencial teórico y los hace equivalentes en una fundamentación conceptual que soporta el manejo de diversas fuentes del pensamiento moderno y postmoderno.
  Otra preferencia del autor, es el tema de la ideología, la revalora no como sentido común, sino como componente del conocimiento que tiene que ver con el posicionamiento del sujeto científico. Vale la pena pensar sobre las consecuencias sociales y humanas del debate sobre el papel de la teoría, de la epistemología y sobre la legitimación de la ciencia en la llamada sociedad del conocimiento. A ello invita el libro.
  Podríamos preguntar, en caso de que Follari acuerde con una especie de "agenda de discusión pendiente", por ejemplo, ¿cuáles condiciones sociales de nuestros países en desarrollo fortalecerían estas discusiones?, esta pregunta es significativa ante la lógica que circula en el orbe acerca de que el conocimiento debe ser valorado como conocimiento aplicado a la industria. ¿Por qué la ideología y su relación con la producción de conocimiento es importante y por cuáles vetas se profundizaría el tema de la ideología? ¿Cómo fortalecer grupos de discusión ocupados en estos temas, en el campo de la educación como un campo de conocimiento particular de las ciencias sociales y humanas? – preguntas que creemos Follari quizá compartiría con nosotros por su labor educativa.

Bertha Orozco Fuentes, México, D.F.



temas bibliografía agenda archivo antología calendario enlaces perfil

inicio  |  búsqueda  |  mapa de sitio  |  boletín  |  interphil  |  pie de imprenta  |  donativos